lunes, 6 de octubre de 2014

Colombia no está preparada para la paz que proponen en La Habana.

Por: DieGO

Primero, seamos claros, paz no va a haber porque se firme un documento en Cuba.

Puede que se acaben las Farc, pero la marca, así como el Das, que solo cambió de nombre porque hay cosas por hacer.

Y es que ese es el caso de la guerrilla: Nació en su momento por unas razones de inequidad e injusticia social que buscaban combatir, y esas razones, lejos de haber desaparecido, se han recrudecido; y ese contexto siempre brotará la insurgencia.

Además la guerrilla es apenas un actor en una violencia natural en una sociedad en decadencia, donde la delincuencia es una manera de intentar sobrevivir, a la que muchos llegan ante la falta de opciones.

Un español, durante la crisis inmobiliaria de 2008, me decía: "si yo llego a ver a mis hijos pasando hambre y no veo oportunidades, yo robo". Y en Colombia, a decir verdad, la situación no es mucho mejor.

El desempleo es alto, el subempleo aumenta y en muchos empleos las condiciones son paupérrimas. La lucha del colombiano por ganarse la vida es demasiado competida.

¿De qué van a vivir los guerrilleros?

Sí, suena muy bonito, que se desmovilicen, que se reintegren a la sociedad, etcétera, utópico.

A usted, desprevenido lector, le agradaría que un ex guerrillero le quitara su trabajo. Y sobre todo, los empresarios colombianos, que dicen estar dispuestos a financiar la paz y ya han invertido en campañas, ¿los van a emplear? ¿Y cómo piensan hacerlo si no lo han logrado con cientos de miles que viven del rebusque?

Colombia no está lista para la 'paz', ni se va a arreglar con una firma.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Toda opinión es bienvenida