Crónicas, historias, opinión, literatura y mucho más.

La 'caradurez' del gobierno con el proceso de paz

Por: DieGO

Durante el proceso de paz, el presidente Santos y su equipo de negociadores han permitido cuanta atrocidad se le ha ocurrido a la guerrilla contra el pueblo casi sin chistar, pero al tocarles a un general, saltan de la mesa.

Mientras las altas sociedades de las Farc y del Estado dialogan a cuerpo de rey en La Habana, los guerrilleros rasos nunca han dejado de secuestrar, intimidar campesinos, poner bombas, atacar indígenas, minar inmediaciones de colegios, etc, ni los soldados rasos han dejado de poner en riesgo sus vidas en el reconocido conflicto armado colombiano.

Tales atrocidades nunca han inquietado al presidente y compañía, es el pueblo, es el campesino, es el ciudadano de a pie, no les importan. Pero bastó el rapto del general Alzate, alguien de 'la rosca', de las altas esferas, para sobresaltarlos y exigir condiciones, y hacerlo exclusivamente por él, pues los otros soldados secuestrados ni siquiera se mencionan.

El gobierno peló el cobre, dejó claro que no le importa la gente más allá de sus intereses particulares, solo la clase política y las élites de la sociedad. ¿El pueblo? Como el ternerito...